Una sola radio, una sola misión

estamos al aire

MENSAJE DEL DIRECTOR

Domingo de Resurrección

Pbro. Jorge Antonio Luna Casillas

“Hacer PASCUA”

Es Pascua.  Hoy todo habla de la Resurrección de Cristo, hasta el mismo sonido festivo de las campanas.  Por lo tanto, nuestra explicación del Evangelio puede ser muy breve. Pero, ¿qué significa “celebrar la fiesta” o como se dice comúnmente “hacer Pascua”  Pascua significa paso.  En verdad para hacer Pascua es necesario, por ello, hacer o dar también nosotros un paso.  San Ambrosio dice que Pascua significa pasar “de la culpa al perdón”.  En ello hay encerrado  un gran mensaje de liberación, que nosotros queremos intentar recoger.

La psicología moderna ha distinguido diciendo que no existe sólo la culpa, entendida como pecado; existen, también, los sentimientos o el complejo de culpa.  Éstos son una de las causas más difundidas, que hay en el mundo, de las neurosis, de los estados de ansiedad, de la tristeza y de la violencia.  Determinan lo que se llama la “mala conciencia”. Para muchas personas hacer Pascua podría querer decir precisamente hacer surgir un bonito cambio a este estado, sentirse finalmente libres, nuevas, reconciliadas consigo mismas y con la vida.  Los sentimientos de culpa no hacen mal sólo a quien los sufre sino también a los que viven en torno a él.  El que no está en paz consigo mismo, que tiene una mala imagen de sí, tiende a proyectar, después, en los demás esta misma imagen; se siente acusado durante todo el tiempo (mientras que él mismo es quien acusa) y llega a ser hasta agresivo.  El sentimiento de culpa, contrariamente a cuanto se podría pensar, nunca ha hecho más humilde, pacífico y amable a nadie.

San Pablo decía que el fruto de la Pascua es hacer de nosotros “una masa nueva”, hacemos ázimos de sinceridad y de verdad, esto es, sencillos y sin malicia (ázimo es el pan no fermentado).  De esta novedad pascual forma parte, lo sabemos ahora, el don de una conciencia en paz, sin tener ya más remordimientos.

“La sangre de Cristo, que por el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin tacha a Dios, purificada de las obras muertas nuestra conciencia para rendir culto al Dios vivo”).

Por esto, él está en disposición ahora de liberarnos de la “conciencia mala” y darnos la “buena conciencia”.  Es éste quizás el don más hermoso, que la antigua y venerable fiesta de Pascua tiene para ofrecer al hombre moderno, atormentado, no siempre sin motivo de tantos sentimientos de culpa.

Tenemos que hacer Pascua. Tenemos que reír y vivir y dar vida. Hacer Pascua porque Cristo ha resucitado. Hacer Pascua porque somos amados por Jesús y vivimos en Jesús. Aleluya. Aleluya. Feliz Pascua a todos. 

EVANGELIO DEL DÍA

 Whatsapp +(52) 133 3450-15-96 Teléfono +52 (33) 33-67-10-00

 

Calle Joaquín Angulo 1696 Col. Sta Teresita Cp 44600 Guadalajara, Jal. México