Una sola radio, una sola misión

Exposición sobre la Sábana Santa ¡No te la puedes perder!

 

 “La Sábana Santa”, la cual ha sido montada en una amplia carpa colocada en el atrio poniente de la Catedral de México.

 

El cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado de México, inauguró el pasado domingo 14 de mayo una magna exposición titulada “La Sábana Santa”, la cual ha sido montada en una amplia carpa colocada en el atrio poniente de la Catedral de México. Consta de 12 salas temáticas que van envolviendo al visitante en la historia de la Pasión de nuestro Señor Jesucristo, de manera testimonial y pedagógica.

 

Al inaugurar la exposición, el Card. Rivera Carrera dijo que esta exposición coincide con la inquietud que tienen los obispos mexicanos de ir preparando el camino para la conmemoración de los 500 años de las apariciones de la Virgen de Guadalupe a san Juan Diego en el Tepeyac, ya que se trata de todos telas sorprendentes que poseen imágenes milagrosas: “la Sábana Santa muestra a Cristo, una vez que fue bajado de la cruz; y la otra a la Virgen María bajo la advocación de Guadalupe”.

 

Después cortar el listón inaugural, el cardenal Rivera Carrera admiró la exposición y tuvo un momento de recogimiento y veneración ante la imagen de la Sábana Santa. Durante el recorrido, estuvo acompañado por el deán de la Catedral Metropolitana, P. Francisco Espinoza; el curador de la exposición, el Sr. Álvaro Cruz, el Presidente del Instituto Mexicano de Sindonología, Adolfo Orozco, y el Sr. Guillermo Ferrer, Coordinador del Movimiento Unión de Voluntades, el cual donó a la Catedral de México la carpa.

 

Después del recorrido, el cardenal Rivera presidió la Misa dominical, y durante la homilía reconoció el papel que tuvieron los laicos en la realización y patrocinio de esta exposición.

 

De talla internacional

 

La exposición consta de 250 piezas que fueron traídas a México principalmente de Italia y España, y en conjunto tienen un carácter histórico y científico. Además de una copia digitalizada de la Sábana Santa de Turín, las piezas más importantes son dos relicarios del siglo XVI que se custodian en Europa y que contienen fragmentos de esta tela, pero al ser estudiados con potentes microscopios se descubrió que tienen algunas partículas de la sangre de Cristo,  que pueden apreciarse a través de un video.

 

Otra de las salas está dedicada al estudio microscópico del polen que se encuentra aprisionado en la tela y que confirma de manera científica e irrefutable su procedencia y los lugares en los que ha estado, como son Tierra Santa, Turquía e Italia.

 

También se presentan los estudios realizados con Radio Carbono 14, y exhibe los errores científicos que se cometieron en 1988, cuando erróneamente se dictaminó que la tela databa del siglo XIII o XIV, y que, por lo tanto, era falsa. Esta versión se vino abajo con nuevas pruebas de laboratorio.

 

La exposición muestra cómo la figura humana que está en la tela, aparentemente invisible, surge como un positivo fotográfico que se puede verificar incluso con la cámara de un celular. La exposición también incluye los estudios tridimensionales que hicieron sobre la imagen del Sudario los mismos expertos de la NASA que realizaron las investigaciones de las fotografías satelitales del planeta Marte, además de otros análisis médicos, forenses y de otras ciencias afines.

 

La muestra incluye varias esculturas de tamaño natural sobre el cuerpo yaciente de Jesús; la forma en la que fue martirizado y crucificado; el tipo de clavos, lanzas y látigos con los que fue flagelado, y la forma que tuvo la corona de espinas. Finalmente, los análisis científicos confirman lo escrito en las Sagradas Escrituras.

 

Además, hay reproducciones de pinturas artísticas de distintas épocas, fotografías, documentos, monedas de tiempos de Cristo, videos de alta definición, y una reproducción de la cruz en la que murió Jesús, así como una réplica de tamaño natural del Santo Sepulcro, entre otros objetos.

 

La entrada a esta muestra será gratuita, pero es necesario solicitar por internet los pases de acceso para programar las visitas. La dirección es: www.sabanasantaexpo.com Se puede visitar desde las 9:00 horas hasta las 19:00 horas, y permanecerá abierta al público durante cuatro meses.

 

De acuerdo con los organizadores, las personas pueden ir en familia, en grupos parroquiales o de estudio, grupos de estudiantes o de amigos, etc. Siempre con previa cita.

 

 

Lo que podrás ver…

 

Gracias a esta exposición se pueden entender mejor algunos aspectos de la Pasión de Cristo, por ejemplo:

 

La corona de espinas

 

La corona trenzada con espinas que los soldados romanos le pusieron a Cristo era un enramado en forma de casco que envolvía por completo la cabeza, de modo que las heridas proferidas abarcaron toda la cabeza. La Sábana Santa ha permitido reconstruir con mayor precisión la forma que tenía esa corona y el nivel de daño que le ocasionaron a nuestro Señor.

 

El tamaño de la cruz

 

Otro de los temas relevantes que se exhiben en esta muestra es el tamaño aproximado de la cruz donde fue clavado Jesús, y la forma en que lo hicieron. En el Imperio Romano, los condenados a morir en la cruz, por lo general cargaban el patibulum; es decir, el tramo horizontal de la cruz, mientras que palo vertical –que no era demasiado alto–se encontraba colocado en el lugar del suplicio. Los artistas de distintas épocas, por lo general, han representado a Cristo cargando la cruz completa, lo que ciertamente pudo haber ocurrido, no obstante, la tradición romana imponía al reo cargar sólo el brazo donde iban a ser clavadas las manos.

 

La forma en que fue clavado

 

A través de una maqueta, se explica la forma en la que Jesús fue clavado en las muñecas de las manos, y no sobre las palmas. Esto se hacía para evitar el desgarramiento de los músculos, a fin de que el condenado a muerte pudiera permanecer clavado resistiendo su propio peso.

 

La sangre en la Sábana

 

Gracias al estudio científico de la Sábana Santa se ha podido encontrar con microscopio algunas partículas de sangre atrapadas en los hilos de la tela, como lo muestra un video tomado de un relicario del siglo XVI, que contiene un diminuto fragmento del lienzo.

 

Los azotes

 

Una escultura de cuerpo completo de Cristo muestra, con gran realismo, un exagerado número de azotes sobre todo el cuerpo, así como el tipo de látigos que se usaron para azotarlo. También, a través de maquetas de tamaño natural, se puede ver cómo fue envuelto el Cuerpo en el Sudario y la relación científica que éste tiene con el Sudario de Oviedo.

 

Carlos Villa Roiz:

Periodista http://www.siame.mx/

 

 

 

 

 

 

 

 Whatsapp +(52) 133 3450-15-72 Teléfono +52 (33) 33-67-10-00

 

Calle Joaquín Angulo 1696 Col. Sta Teresita Cp 44600 Guadalajara, Jal. México