Una sola radio, una sola misión

Radio María en Guinea Ecuatorial

Guinea Ecuatorial es un país centroafricano, Su capital es la ciudad de Malabo, antiguamente conocida como Santa Isabel, aunque para el año 2020 está prevista la inauguración de Oyala - Ciudad de la Pazciudad planificada para ser la futura capital del país.

Guinea Ecuatorial obtuvo su independencia respecto a España el 12 de octubre de 1968. Guinea Ecuatorial es uno de los dos países africanos cuyo idioma oficial es el español (el otro es la República Árabe Saharaui Democrática), de acuerdo con su constitución. Lo domina el 87,7% de la población según el Instituto Cervantes.14

Radio María Guinea Ecuatorial es la primera radio católica en este país que cuenta con el 93 % de la población católica. De hecho, la radio inicio su actividad desde el 08 diciembre de 2014, fiesta de la Inmaculada Concepción.

Con la apertura de Radio María en Guinea Ecuatorial, la World Family of Radio Maria consigue estar verdaderamente presente en todos los idiomas internacionales hablados en África: inglés, francés, portugués y español en Guinea. Este dato lingüístico es importante en la medida en que cada Radio María de África fraterniza, dialoga y se comunica con otras Radios María en el mundo para crear una verdadera familia, aspecto cultural de gran valor para los africanos.

Leer más...

De Génesis a Jesús

De Génesis a Jesús

 

Te invitamos a seguir este curso gratuito donde aprenderemos la historia de la salvación a través de las alianzas formados por Dios con los hombres. No se trata de solo aprender hechos de la historia bíblica, vamos a llegar a comprender por completo cómo es que somos parte de todo eso, vamos a contemplar dónde estamos parados dentro de la corriente de la historia de la salvación en este momento. Porque la Biblia no es solo un libro antiguo que nos habla de Dios, nos dice como llegar a Dios. Es una historia que su perfecto final esta esperando a ser escrito en lo profundo de nuestros corazones. Nuestro curso no ira libro por libro, en su lugar durante 12 sesiones vamos a tener una vista panorámica de la Biblia, cómo Dios hizo su plan a través de la historia del hombre y nuestro lugar en ella, así como comprender la “trama” de la Biblia, la salvación de la humanidad desarrollándose a través de nuestra historia. Acompáñenos a descubrir nuestra historia en este curso. Bienvenidos a “De Génesis a Jesús”.

 

Para entender la Biblia se requiere una comprensión de su trama, y esta es la salvación humana que se desarrolla en nuestra propia historia, según el plan de Dios con su centro en Cristo Jesús. Tú y yo necesitamos leer la Biblia desde el corazón de la Iglesia si queremos darle sentido a las Escrituras y aplicarlas a nuestras vidas como católicos. Esto incluye entender por qué debemos leerlas y cómo debemos leerlas.

En esta primer lección aprenderemos:

• ¿Por qué y cómo deben los católicos estudiar la Biblia?

• La Misa como la clave para entender la Escritura

• La Escritura como la Palabra inspirada de Dios • La historia de la salvación como una historia de dos partes Esperamos lo disfruten y les sea de provecho

 

 

Leer más...

Indulgencia plenaria por coronavirus

Indulgencia plenaria y posibles absoluciones colectivas por coronavirus

La Penitenciaría Apostólica concede el “don de indulgencias especiales” a los fieles afectados por la enfermedad del Covid-19, a los trabajadores de la salud, a los familiares y a todos aquellos que, incluso con la oración, cuidan de ellos. También recuerda a los fieles la posibilidad de la absolución colectiva en este momento de emergencia sanitaria.

Ciudad del Vaticano

Ante la emergencia del Covid-19, la Iglesia ofrece la posibilidad de obtener la indulgencia plenaria a los fieles que sufren de coronavirus, así como a los trabajadores de la salud, a los familiares y a todos aquellos que, en cualquier calidad, incluso a través de la oración, se ocupan de ellos. Esto se establece un Decreto de la Penitenciaría Apostólica publicado este viernes, 20 de marzo y firmado por el Cardenal Mayor Penitenciario Mauro Piacenza y el Regente, Monseñor Krzysztof Nykiel.

En este sentido, la Penitenciaría Apostólica precisa que, para obtener la indulgencia plenaria, los enfermos con coronavirus, los que están en cuarentena, así como los trabajadores de la salud y los familiares que se exponen al riesgo de contagio por ayudar a los afectados por el Covid-19, podrán simplemente recitar el Credo, el Padre Nuestro y una oración a María.

Igualmente, para obtener las indulgencias, otras personas podrán elegir entre varias opciones: visitar el Santísimo Sacramento o la adoración Eucarística o leer las Sagradas Escrituras durante al menos media hora, o recitar el Rosario, el Vía Crucis o la Coronilla de la Divina Misericordia, pedir a Dios el fin de la epidemia, el alivio de los enfermos y la salvación eterna para aquellos a los que el Señor ha llamado a sí.

La indulgencia plenaria puede ser obtenida también por los fieles que a punto de morir no pueden recibir el sacramento de la unción de los enfermos y el viático: en este caso se recomienda el uso del crucifijo o de la cruz.

La posibilidad de la absolución colectiva

Además, la Penitenciaría Apostólica – afirma una Nota que acompaña al Decreto – por "la gravedad de las circunstancias actuales", y "especialmente en los lugares más afectados por el contagio de la pandemia y hasta que no termine este fenómeno", recuerda la posibilidad de impartir la "absolución colectiva", es decir, a varios fieles juntos, "sin previa confesión individual".

En cuanto a la absolución colectiva – explica la Penitenciaría – "el sacerdote está obligado a avisar al Obispo diocesano, en la medida de lo posible, o, si no puede, a informarle lo antes posible". En efecto, corresponde siempre al Obispo diocesano – subraya la nota – "determinar, en el territorio de su propia circunscripción eclesiástica y en relación con el nivel de contagio pandémico, los casos de grave necesidad en los que es lícito impartir la absolución colectiva: por ejemplo, a la entrada de las salas de hospitalización, donde se hospeda a los fieles infectados y en peligro de muerte, utilizando en la medida de lo posible y con las debidas precauciones los medios de amplificación de la voz, para que se oiga la absolución".

La Penitenciaría también pide que se evalúe "la necesidad y conveniencia de crear, cuando sea necesario, de acuerdo con las autoridades sanitarias, grupos de 'capellanes extraordinarios de hospitales', también con carácter voluntario y en cumplimiento de las normas de protección contra el contagio, para garantizar la necesaria asistencia espiritual a los enfermos y moribundos".

Además, donde "los fieles individuales se encuentran en la dolorosa imposibilidad de recibir la absolución sacramental, debe recordarse que la contrición perfecta, procedente del amor de Dios amado sobre todas las cosas, expresada por una sincera petición de perdón (la que actualmente puede expresar el penitente) y acompañada de votum confessionis, es decir, por el firme propósito de recurrir cuanto antes a la confesión sacramental, obtiene el perdón de los pecados, incluso mortales", como se indica en el Catecismo de la Iglesia Católica (n. 1452).

"El momento actual en el que la humanidad entera, amenazada por una enfermedad invisible e insidiosa, que desde hace algún tiempo forma parte de la vida de todos – señala la Penitenciaria – está marcado día tras día por angustiosos temores, nuevas incertidumbres y, sobre todo, por un sufrimiento físico y moral generalizado. Y concluye: "Nunca como en este tiempo la Iglesia ha experimentado el poder de la comunión de los santos, elevando a su Señor Crucificado y Resucitado votos y oraciones, en particular el Sacrificio de la Santa Misa, celebrada diariamente, incluso sin gente, por los sacerdotes" y como "buena madre, la Iglesia implora al Señor que la humanidad sea liberada de tal flagelo, invocando la intercesión de la Santísima Virgen María, Madre de Misericordia y Salud de los enfermos, y de su Esposo San José, bajo cuyo patrocinio la Iglesia siempre ha caminado por el mundo".

20 marzo 2020, 12:57

 

Leer más...

Indulgencia Plenaria en la Basílica de Guadalupe

Con ocasión del 125 aniversario de la Coronación de la imagen de la Virgen de Guadalupe, el Papa Francisco ha concedido la indulgencia plenaria a los fieles que participen en la Santa Misa en su santuario, en Ciudad de México.

El anuncio lo realizó el 8 de septiembre a las 9:00 a.m. (hora local) el rector de la Basílica de Guadalupe, Mons. Salvador Martínez Ávila. El decreto fue leído por el P. Juan de Dios Olvera Delgadillo, canónigo del santuario mariano.

En el decreto, el Cardenal Mauro Piacenza, Penitenciario Mayor de la Iglesia, destacó que la indulgencia es concedida por “especial mandato en Cristo” del Papa Francisco.

De acuerdo al documento pontificio, “el día que los fieles elijan, habiendo asistido al Santo Sacrificio, con verdadero espíritu de arrepentimiento y caridad, y participando en el Sagrado Rito, se les concede la Bendición Apostólica, con la correspondiente Indulgencia Plenaria, lucrada según las acostumbradas condiciones de confesión sacramental, comunión Eucarística y oración por las intenciones del Romano Pontífice”.

El año jubilar se celebrará desde el 8 de septiembre de 2019 hasta el 12 de octubre de 2020, fecha en que se cumplen los 125 años de la coronación pontificia de la imagen original de Nuestra Señora de Guadalupe.

El Cardenal Piacenza determinó además que “los fieles laicos que por una razonable circunstancia no participen físicamente en los sagrados ritos, pero que participando a través de los medios de comunicación de la radio o televisión, reciban devotamente la Bendición Papal y tengan la recta intención, puedan recibir y lucrar plenamente de acuerdo a las normas jurídicas, la Indulgencia Plenaria”.

La indulgencia plenaria se puede obtener para uno mismo o para el alma de una persona fallecida.

Leer más...

NUEVO BOLETÍN EDITORIAL 2020

Leer más...

 Whatsapp +(52) 133 3450-15-96 Teléfono +52 (33) 33-67-10-00

 

Calle Joaquín Angulo 1696 Col. Sta Teresita Cp 44600 Guadalajara, Jal. México